Al Maliki dice que el pacto de seguridad con EEUU es lo mejor para restaurar la soberanía iraquí

El primer ministro iraquí, Nuri al Maliki, aseguró hoy que el pacto que permite a las tropas estadounidenses permanecer en Irak hasta 2011 es la mejor opción para restablecer la soberanía del país, y que sus críticos plantean exigencias que no son realistas.

Irak y Estados Unidos firmaron el acuerdo el lunes, pero para que éste sea efectivo tiene que ser aprobado por el Parlamento iraquí. Previsiblemente, la votación parlamentaria tendrá lugar la próxima semana, antes de las vacaciones por la Pascua musulmana.

En declaraciones a la prensa, mientras en el Parlamento se mantenía un amargo debate sobre el pacto, Al Maliki dijo que la alternativa de los que se oponen al acuerdo es mucho peor: la ampliación del mandato existente de la ONU a las tropas estadounidenses, lo que les permitiría lanzar ataques y realizar detenciones sin el consentimiento del Gobierno iraquí. «Algunos están coreando eslóganes diciendo que éste es un pacto degradante y que limita la voluntad de los iraquíes», dijo Al Maliki.

«Pero la extensión sería la verdadera limitación de su voluntad», aseveró. Al Maliki explicó que el pacto regula «las actividades y los límites de la autoridad» del Ejército estadounidense. «No pueden arrestar a nadie sin una orden de arresto iraquí (…), pero actualmente está arrestando y llenando prisiones sin preguntar al Gobierno iraquí», prosiguió. «¿Cuál es mejor?», se preguntó.

Los principales grupos políticos de la coalición gobernante de Al Maliki han cerrado filas a favor del pacto, pero los partidarios del clérigo chií Muqtada al Sadr y los grupos árabes suníes mantienen reservas al respecto y sostienen que debería plantearse en un referéndum.

Sesión Parlamentaria

El Parlamento celebró hoy una sesión caótica sobre el acuerdo. Los diputados leales a Al Sadr boicotearon la segunda lectura del documento dando golpes en las mesas y gritando. El presidente del Parlamento, Mahmud Mashhadani, miembro del principal bloque árabe suní en el Parlamento, el Frente del Acuerdo, dijo que los suníes ven el pacto razonable, y que será aprobado si el Gobierno de Al Maliki acepta una lista de demandas que le han enviado.

Las demandas incluyen que se avance en la liberación de los prisioneros iraquíes, principalmente insurgentes árabes suníes, bajo una ley de amnistía. Al Maliki dijo a los periodistas que algunas de las exigencias no son razonables ni son relevantes para el acuerdo, entre ellas la de disolver el tribunal que juzgó a Sadam Husein.

«Una de las preocupaciones que plantean es que el pacto no sea respetado», precisó Al Maliki, quien agregó: «Yo garantizo que lo será». El ministro de Asuntos Exteriores, Hoshiar Zebari, consideró que el pacto podrá salir adelante a pesar de la oposición. «Creo que existe la posibilidad de que el Parlamento apruebe el pacto», manifestó en una rueda de prensa conjunta con el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, que se encuentra de visita en Bagdad. Zebari destacó que la tarea del Parlamento es aprobar o rechazar el acuerdo, pero no enmendarlo.

Descenso de la violencia

Por otra parte, el portavoz del Ejército estadounidense en Irak, general David Perkins, señaló que las fuerzas iraquíes son cada vez más capaces de encargarse de su propia seguridad y que la violencia en Irak sigue disminuyendo. «Hemos sido testigos de un descenso significativo de la violencia en Irak», afirmó. «El año pasado, en este momento, estábamos experimentando un promedio de 180 ataques al día y ahora estamos por debajo de 20 ataques al día», recalcó. Perkins informó de que las fuerzas de Estados Unidos mataron a un destacado líder de Al Qaeda buscado por planear atentados suicidas, secuestros y asesinatos, incluido el secuestro y asesinato de un sargento estadounidense en 2004.

Escribe un comentario