Cerezo: “Lo que nos dan por el Calderón es lo que nos cuesta el nuevo estadio”

El presidente del Atlético de Madrid, Enrique Cerezo, no ocultaba su satisfacción en “un día histórico” para su club, tras firmar hoy el convenio con el Ayuntamiento de la capital para la construcción y gestión del Estadio Olímpico de Madrid, que será de propiedad de los rojiblancos.

“Es un día histórico para el Atlético de Madrid poder cambiar de estadio y hacerlo en las condiciones que lo hemos hecho, es un día muy importante para la historia de este club para su presente y su futuro. Todos queremos mejorar y el Atlético tiene una gran mejora”, aseguró el mandatario colchonero, tras firmar el convenio.

Cerezo, que calcula que el Atlético se trasladará a su nuevo campo “en tres temporadas, plenamente, en ese tiempo”, explicó que la remodelación del estadio “íntegramente se paga con los aprovechamientos que salen del Vicente Calderón”.

“Dadas las circunstancias económicas que en estos momentos se plantean en España y prácticamente pensando que hacemos un cambio de campo, es decir, estadio por estadio, lo que nos dan por el Calderón es lo que nos cuesta el nuevo estadio olímpico de Madrid”, recalcó el presidente rojiblanco.

El empresario recordó que ha costado llegar para cerrar el convenio. “Lo ha dicho Gallardón, que estas cosas son lentas y lleva mucho trámite, mucha valoración y al final en un par de años hemos hecho un protocolo, un convenio con el que realmente están de acuerdo todos los que hemos participado en él y estamos contentos, tranquilos porque hemos trabajado con ilusión y para conseguir algo muy importante no sólo para Madrid sino para nuestro club, que como todo, tiene necesidad de cambiar, de mejorar deportiva, económica y socialmente”, comentó.

Una de las incógnitas será, en el caso de que Madrid sea elegida como sede de los Juegos Olímpicos de 2016, donde jugaría el club en esos meses. “De momento, tenemos bastantes opciones, entre ellas, ampliar el mini estadio de Alcorcón para jugar esos tres meses. Va a ser un periodo de tiempo corto y creo que muy pocos partidos”, señaló el presidente rojiblanco.

“LA PEINETA NO EXISTE Y SÍ EL ESTADIO OLÍMPICO DE MADRID”

Respecto al nuevo campo, que está en el distrito de San Blas y que tendrá un aforo de 73.000 espectadores, 20.000 más que en el Calderón, señaló que será “el mejor de Europa” y reconoció que aún no se ha pensado en el nombre. “Yo al campo no le conozco como La Peineta, lo conozco como el Estadio Olímpico de Madrid. Ya veremos que pasa de aquí en tres años, pero La Peineta para nosotros no existe y existe el Estadio Olímpico de Madrid”, apuntó sobre la denominación del campo. Además, meditan cómo hacer la despedida del Vicente Calderón aunque aún “quedan tres años como mínimo allí”.

“Iremos pensando que hacemos porque nostálgicamente es un tema complicado, pero al futuro hay que mirarlo con alegría y fe, con buena vista y creo que está en el nuevo Estadio Olímpico de Madrid, que va a ser propiedad del Atlético de Madrid”, recalcó, subrayando que es “una muy buena operación, no sólo para la ciudad de Madrid sino para el club”.

Cuestionado por la parte de la parroquia rojiblanca que no está de acuerdo con el traslado, Cerezo fue rotundo:

“Pena nos da a todos, pero hay que superarlo para ir a un mundo mejor y a un estadio mejor y ver cosas mejores porque no podemos estar inmovilizados siempre”. “Nosotros hemos tenidos dos o tres cambios de estadio en nuestros 105 años de historia. Creo y lo digo ahora con 50 ó 60 años por delante que éste no será el último”, apuntó de cara al futuro de la entidad rojiblanca.

APUESTA POR UN EMPATE EN EL CLÁSICO

Por último, Enrique Cerezo no dudó en referirse al “clásico” de mañana donde se medirán el FC Barcelona y Real Madrid y tiene claro cuál es su deseo para este duelo. “A nosotros lo que nos interesa es que empaten”, comentó.

Por otro lado, el ex jugador rojiblanco Adelardo, que acudió a la firma del convenio, se mostró contento con el traslado al Estadio Olímpico de Madrid. “Yo ya he vivido el traslado de dos campos, el Metropolitano y el Calderón. Lo notas un poco, pero luego con los triunfos la gente lo va olvidando y se va acomodando a su nuevo sitio”, explicó.

Escribe un comentario