China cree que España merece una participación mayor en la toma de decisiones en la escena internacional

El Gobierno chino cree que España merece tener mayor participación en la toma de decisiones políticas y económicas que afecten al conjunto de la comunidad internacional, “con más voz y más alta”, según trasladó hoy el viceprimer ministro chino, Li Yuanchao, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Ambos se reunieron esta mañana en el Palacio de la Moncloa. Según informó el Ministerio de la Presidencia, Zapatero defendió la necesidad de que China esté en la vanguardia de la coordinación global para salir de la crisis. Para ello, Yuanchao, que también es jefe de Organización del Partido Comunista Chino, reclamó nuevos mecanismos de trabajo que, hasta ahora, manifestó, han resultado inútiles. Los dos coincidieron en que resulta imprescindible establecer un mayor control, regulación y supervisión del sistema financiero.

El dirigente chino insistió en la necesidad de fomentar políticas multilaterales para enfrentarse a la crisis y en que exista una mayor coordinación entre todos los actores internacionales implicados, opiniones que comparte el presidente español. También coincidieron en la necesidad de reequilibrar el déficit comercial para España mediante el incremento de la cooperación en sectores como el comercial y el turístico, al tiempo que apostaron por reforzar las relaciones bilaterales en todos los ámbitos que, según Moncloa, se encuentran en “buen estado”.

Rodríguez Zapatero y Yuanchao repasaron pormenorizadamente las principales cuestiones que condicionan la realidad internacional, como las recientes elecciones presidenciales en Estados Unidos, las relaciones entre China y la Unión Europea y la crisis financiera. Ambos pretenden que la presidencia española de la Unión Europea en el primer semestre de 2010 sea una buena oportunidad para intensificar y reforzar las relaciones entre China y la UE en la misma dirección que han mejorado las relaciones bilaterales entre China y España en los últimos años, según Moncloa.

Escribe un comentario