El dobles estadounidense se impone a «Feli» y Verdasco e impide la clasificación por la vía rápida

El dobles estadounidense, formado por Mike Bryan y Mardy Fish, impidió a España abrir la puerta grande de Las Ventas al superar a la pareja formada por Feliciano López y Fernando Verdasco, en la segunda jornada de las semifinales de la Copa Davis.

Los americanos, vigentes campeones de la «Ensaladera», remontaron ante la pareja española (4-6, 6-4, 6-3, 4-6 y 6-4) para mantenerse con vida en esta eliminatoria (2-1) en un día en que el coso de la capital rozó el lleno, pese a que Rafa Nadal hoy era un simple aficionado más. «Feli», que hoy cumplía 27 años, y Verdasco rozaron su sueño a pesar de que fueron capaces de tutear a los pupilos de Patrick McEnroe a lo largo de cinco apasionantes sets.

La pareja española, más rodada, aprovechó sus opciones en la primera manga, pero una vez que Mardy Fish se centró no pudieron con el poderío de los norteamericanos. Fish y Bryan debutaban hoy juntos y lo acusaron al inicio del choque. La compenetración, que entre Mike Bryan y su gemelo Bob es total, brillaba por su ausencia y Fish se empeñaba en cometer errores de falta de concentración que les costaban puntos vitales.

Enfrente tenían a Verdasco y «Feli», muy motivados por jugar en Madrid, ciudad de nacimiento del primero y de adopción del segundo. Los españoles comenzaron a un ritmo alto y gozaron de un gran acierto con el saque. Sin conceder ni una sola bola de «break» a los visitantes, los de Emilio Sánchez Vicario fueron capaces de ponerse en ventaja en el séptimo juego, con una rotura sobre el servicio de Bryan.

Verdasco, débil con el saque

Con esa renta, los españoles, llevados en volandas por la afición, se adjudicaron la primera manga y pusieron una presión extra sobre los americanos. Sin embargo, no fueron capaces de mantener el nivel de juego en el segundo parcial. Verdasco cometía demasiados fallos con su servicio y lo terminó pagando al conceder la primera bola de «break», y de set, a sus rivales, que empataron la eliminatoria.

A partir de ahí, llegaron los peores momentos de los nacionales. El madrileño sufría cada vez más con su servicio y terminó permitiendo que Mike Bryan, con un inmenso paralelo, se cobrara una nueva ventaja (5-3), que permitió a los americanos llevarse el tercer parcial. La cuarta manga comenzó con un nuevo «break» de los americanos, que confirmaron sin problemas (2-0). Ya en franca ventaja, Bryan y Fish ofrecieron su mejor repertorio y hasta hicieron gala del tradicional salto de choque de pechos que caracteriza a los gemelos.

Pero los españoles no estaban dispuestos a rendirse, igualaron a cuatro, ante los enfervorizados gritos de un público que comenzó a ser muy duro con el servicio de Mardy Fish, y terminaron llevándose la manga al resto (6-4). En el set definitivo, «Feli» suplía con su volea la debilidad del saque de Verdasco, pero los americanos estaban siendo más sólidos y firmaron la primera renta en el quinto juego.

No hubo para más, los locales lo intentaron, las Ventas era una olla a presión, pero Fish y Bryan fueron capaces de mantener con vida al vigente campeón. España lidera la eliminatoria por 2-1 gracias a los triunfos en la jornada de ayer de Nadal ante Sam Querrey y de David Ferrer frente a Andy Roddick. Mañana, el número uno del mundo tendrá la oportunidad de sellar el pase a la ansiada final si supera a Roddick en el encuentro que abrirá la competición (12.00), si no, Ferrer disputará el definitivo quinto punto ante Querrey.

Escribe un comentario