Guillermo Martín saca su lado más gamberro como actor y cantante

Tiene una pinta gamberra que no puede disimular aunque quiera porque, además, dice todo lo que piensa y piensa todo lo que dice. Habla por los codos, derrocha simpatía, canta, presenta, actúa…, desde luego, a sus veintisiete años, este valenciano no se puede quejar. Pertenece a la generación de los “triunfitos” que han sabido seguir adelante, porque además, se divierte tanto haciendo su trabajo que para él es como si estuviera de recreo.

Entrevista a Guillermo Martín

Estudió Arte Dramático y es ahora cuando está mostrando su lado interpretativo gracias a la serie que se emite en Canal Sur “Ponme una nube, Rocío”, en la que trabaja al lado de Paz Padilla, Eva Pedraza y, su gran amiga, Lidia Reyes. Pero, además, a principios del próximo año saldrá a la calle su nuevo disco, “G Punto”, del que ha compuesto algunos de los temas, como el que le dedica a su perro Robby, un bulldog francés.

Su lado más gamberro como actor y cantante

Con tanto trabajo, asegura que aún le queda tiempo para el ocio y las chicas, aunque parece ser que aún no le han enamorado porque afirma que “todos los días tengo el corazón conquistado porque me enamoro unas doce veces por la calle”.

– ¿Qué tal de actor en la nueva serie de Canal Sur, “Ponme una nube, Rocío”?
– Estoy encantado, trabajando al lado de Paz Padilla, con Eva Pedraza y Lidia Reyes. Hago el papel de Yago, un personaje muy personaje, y la verdad que muy parecido a mí.

– Haces de hijo de Paz Padilla, ¿no es así?
– Sí, hago de hijo de ella.

– Y cuándo os juntáis los dos, ¿se puede trabajar?
– Pues imagínatelo, estresante y los dos vamos hablando muy rápido, y la gente nos huye porque hablamos los dos muy rápido y no paramos de bromear.

– ¿Por qué dices que te pareces a tu personaje?
– Bueno, porque a Yago en todo, excepto en que estudia empresariales. Pero en realidad es un farsante porque tampoco estudia, es lo que se llama en Valencia “un vendedor de humo” y, no es que sea un vendedor de humo, pero siempre he tenido mucha jeta.

– También me comentabas que estás trabajando con tu buena amiga, Lidia Reyes, ¿cómo habéis acabado los dos trabajando en la misma serie?
– Pues mira, ella ya estaba allí en la serie y, la verdad, es un placer ir a trabajar a dónde ya hay una amiga.

– Me dijiste en una ocasión, que tú estabas loco por ella pero que ella por ti no, ¿no la estarás siguiendo?
– No, han sido casualidades de la vida, pero ya que la vida nos ha juntado en esa serie, pues yo sigo insistiendo. Hay una negatividad por su parte que yo intento superar día a día con rosas que le regalo.

– Y tu nuevo disco, ¿cómo va?
– Mi nuevo disco sale en enero y, la verdad, que muy contentos porque ya está todo grabado, ya está todo hecho, y lo presento el día ocho de noviembre en la gala FAO junto a mi grupo, que son amigos míos. Es la primera vez que lo vamos a presentar y tenemos muchas ganas de continuar trabajando en la música.

– ¿Por qué decidiste llamarle “G Punto”?
– Porque yo creo que a todo el mundo le gusta ese nombre… ¿A ti te gusta? (Risas) Creo que si le das la vuelta al nombre es un punto que a todo el mundo le gusta e intento meterlo dentro del disco y encontrar ese punto dentro de un disco.
– ¿De qué nos hablarán esas canciones?
– Son canciones de amor, de desamor, de amor a los animales, hay una canción que le dedico a mi bulldog francés que se llama Robby, y es una canción en la que, bueno, con mi perro tuve una desavenencias en una etapa de mi vida, discutí con él y luego ya le escribí esta canción, que se llama “Silencios”.

– ¿Habrá algún dueto?
– Sí, ha habido un dueto pero no me dejan decir con quién. Un dueto muy especial, con una chica…

– ¿Alguna compañera de “OT”?
– No tiene por qué ser compañera…, o sí, no lo sé. Es muy guapa, que es lo primero más importante, y lo segundo, es que canta muy bien. Es perfecto. (Ríe) Y esta canción del dueto, la he compuesto yo.

– ¿No has compuesto tú todas las canciones?
– No, todas no. Hemos cogido de editorial, pero sí que he compuesto muchas letras porque las canciones eran en inglés, era un pop muy internacional, entonces no es tan parecido ni a “El canto del loco” ni a “Pereza”. Muchas de las canciones que nos dieron eran en inglés, y yo puse la letra en español.

– Acaban de sacar disco Manu Carrasco, Rosa, Soraya…, ¿no le temes a la competencia entre los triunfitos?
– Yo creo que no hay competitividad porque, de hecho, el otro día me bajé el disco de Manu Carrasco, pagando claro, y es un disco que está muy bien. No sé nada de Rosa, el de Soraya supongo que será muy bueno, como los que hace siempre. Pero de Manu Carrasco me considero fan.

– ¿Qué ha sucedido con “Al pie de la letra”, concurso en el que ya no te vemos cantando a diario?
– Pues lo de “Al pie de la letra” ha sido por una cuestión del disco, hay momentos en la vida en los que no puedes hacerlo todo y tuve que decidir. Estaba “Al pie de la letra”, estaba la promoción del disco y, muy amigablemente, tuve que irme del programa porque no podía compatibilizarlo todo.

– Dijiste que para ti trabajar en ese concurso era como un recreo, no sé si ahora lo echarás de menos…
– Sí, totalmente, pero es que para mi esta entrevista es también como un recreo, o sea, para mi toda la vida es como un recreo. Y claro, lo echo de menos mucho, a la gente le coges cariño…

– Ahora ha llegado Anabel al programa, también concursante de la última edición de “Operación Triunfo”, que es un poco como tu sustituta y la de Mercedes, que también ha “Al pie de la letra”, ¿cómo la ves?
– Prefiero a Mercedes… Y me quedo tan ancho… (Ríe)

– ¿Ahora estás encaminando más tu carrera hacia el mundo de la interpretación?
– Bueno, esto de la serie salió, y la verdad es que yo estoy encantado porque estudié Arte Dramático, pero bueno, por lo visto hoy en día no hace falta para dedicarse a esto, pero yo lo estudié, y me salió esta oportunidad y estoy muy contento, de hecho, termino esta entrevista y me voy corriendo. Es como otro recreo adicional para mi: voy allí, hago de otro personaje que no soy yo… Y además, es muy divertido porque interpretando a un personaje, puedes hacer cosas que no haces en la vida real. Puedes hacer cosas desagradables, pero como tú no las haces, las hace Yago… (Risas)

– Y esa vena artística, ¿te viene de familia?
– Pues no, mis padres no tienen nada que ver con esto. Yo creo que, no sé, supongo que salí un poco torcido. Pero la sigue mi hermana que está estudiando ballet, está en el séptimo curso ya, a punto de terminar el grado medio. Y con trece años, es una mujer muy guapa y la quiero mucho.

– Con la grabación de la serie, además de la promoción del disco que está al caer…, ¿queda tiempo libre?
– Queda tiempo libre. De hecho, recomiendo a todo el mundo, que el otro día tuve un poco de tiempo libre y la fui a ver, “Quemar después de leer”, que es la última película de los hermanos Coen y hay que verla.

– Y para las chicas, ¿también te queda tiempo?
– No sé…,¿qué haces luego después de la entrevista?(Risas) Para las chicas… sí, siempre hay tiempo.

– Pero, ¿te han conquistado ya el corazón?
– No, yo creo que todos los días tengo el corazón conquistado porque me enamoro unas doce veces por la calle. Depende de las zonas, si voy por Gran Vía, me enamoro unas doce veces, y si voy por Lavapiés, diez, y si voy por La Elipa, seis, y si voy por O´Donnell, quince… Depende de la zona.

– ¿No echas de menos Valencia?
– Mucho, de hecho he estado trabajando allí todo el verano en un programa que se llamaba “Crash” y era un plató ambulante y ha ido súper bien de audiencia y lo echo de menos, y volveré en cuanto pueda.

– Serie nueva, disco nuevo,…¿qué más nos queda por ver próximamente?
– Hay una propuesta en televisión, ya sabes que la televisión me encanta, es para mi un recreo y me lo paso muy bien. Hay un proyecto que no se puede contar porque tampoco está claro, pero hay unas posibilidades de empezar algún programa de televisión.

– Danos alguna pista…
– Ehhh…, hombre, yo salí del programa “Operación Triunfo” y yo creo que tendrá que ver algo con música.

– ¿Eres tan “gamberro” como pintas?
– No, porque fíjate además que la chaqueta que llevo parece de gamberro pero es de Zara… Soy un gamberro de grandes almacenes…, y “G Punto”… (Ríe).

Escribe un comentario