Muerte de fidel castro el pais

cool docs

En abril de 2016, Castro dijo al Partido Comunista: «Pronto cumpliré 90 años. Pronto seré como todos los demás. A todos nos llegará la hora, pero las ideas de los comunistas cubanos quedarán como prueba en este planeta de que, si se trabajan con fervor y dignidad, pueden producir los bienes materiales y culturales que el ser humano necesita, y nosotros tenemos que luchar sin tregua para obtenerlos»[6] En febrero de 2016, su hermano mayor, Ramón, murió a los 91 años.

La mayoría de los Estados enviaron delegaciones encabezadas por funcionarios de alto o medio rango al funeral; muchos Estados africanos y latinoamericanos enviaron delegaciones encabezadas por presidentes o primeros ministros[21] Al funeral asistieron 30 jefes de Estado y de gobierno, 2 líderes multilaterales y 8 ex líderes.

Estaba previsto que el líder de la oposición del Reino Unido, Jeremy Corbyn, asistiera como parte de la delegación de su país[60]. Sin embargo, su asistencia fue denegada posteriormente[61] El predicador y líder de los derechos civiles de Estados Unidos, el reverendo Jesse Jackson, habló en un acto en memoria de Castro en La Habana[62] Otros asistentes fueron el actor de Hollywood Danny Glover[63] y el futbolista argentino Diego Maradona, que dijo: «Me siento cubano»[64].

noticias república dominicana

Tras el fin de semana de apatía que siguió a la noticia de la muerte de Fidel Castro el viernes, Cuba ha acelerado por fin sus motores para un último adiós al hombre que encarnó la Revolución. A las 9 de la mañana del lunes, mientras las tropas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias disparaban 21 salvas de artillería simultáneamente en La Habana y Santiago de Cuba, las puertas del Memorial José Martí -ese santuario del nacionalismo cubano- se abrieron de par en par para que los cubanos pudieran entrar y presentar sus últimos respetos al hombre que dejó una marca indeleble en sus vidas.

«He venido a cerrar parte de mi duelo», dijo entre sollozos Nieves Carrillo, de 66 años, al salir de la sala de homenajes del edificio conmemorativo. «Ante ustedes está la bisnieta de una esclava llamada Tomasa Carrillo. Pude estudiar una carrera universitaria, y como mujer pobre y negra he venido a dar gracias a Fidel Castro».

Niños con uniforme escolar, mujeres mestizas con túnicas blancas de santería, oficiales del Ministerio del Interior de aspecto severo, abuelas de pelo níveo… todos avanzaban a lo largo de una línea que serpenteaba fuera de la vista de la torre conmemorativa. En el interior, los guardias militares flanqueaban una fotografía de Castro durante su época de guerrillero. Debajo de la foto había hileras de flores, pero la urna que contenía sus cenizas no estaba expuesta.

cuba: centenario de la muerte del héroe revolucionario (1)

Esta no es una publicación del ACNUR. El ACNUR no se responsabiliza de su contenido ni lo respalda necesariamente. Las opiniones expresadas son únicamente las del autor o del editor y no reflejan necesariamente las del ACNUR, las Naciones Unidas o sus Estados miembros.

Desde la desintegración de la Unión Soviética, varios analistas cubanos han predicho la caída del actual Gobierno de Cuba. Sin embargo, aunque la situación económica de Cuba se ha deteriorado gravemente en los últimos dos años, hay pocos indicios de que el gobierno esté bajo una amenaza inmediata, tanto desde dentro como desde fuera. Aunque está preparado para iniciar lo que podrían ser reformas económicas de gran alcance, el gobierno no está dispuesto a realizar transformaciones radicales en el frente político que podrían provocar un cambio desde dentro. En la actualidad, el presidente Fidel Castro sigue pareciendo tener el control absoluto. Un analista considera al Presidente como el «principal obstáculo para el cambio político democrático en Cuba» [1].

¿Qué pasaría si por alguna razón el presidente Castro dejara de estar al mando? ¿Qué escenarios posibles podrían iniciar su salida y qué efecto tendría esto en el movimiento potencial de los pueblos?

la casa natal de fidel castro «casa natal de fidel

Fidel Alejandro Castro Ruz (/ˈkæstroʊ/;[1] español de América:  [fiˈðel aleˈxandɾo ˈkastɾo ˈrus]; 13 de agosto de 1926 – 25 de noviembre de 2016) fue un revolucionario, abogado y político cubano, líder de Cuba entre 1959 y 2008, siendo primer ministro de Cuba entre 1959 y 1976 y presidente entre 1976 y 2008. Ideológicamente marxista-leninista y nacionalista cubano, también fue el primer secretario del Partido Comunista de Cuba desde 1961 hasta 2011. Bajo su administración, Cuba se convirtió en un Estado comunista de partido único; se nacionalizaron la industria y las empresas, y se aplicaron reformas socialistas de Estado en toda la sociedad.

Castro, el jefe de Estado no perteneciente a la realeza que más tiempo ha estado en el poder en los siglos XX y XXI, polarizó la opinión en todo el mundo. Sus partidarios lo consideran un campeón del socialismo y del antiimperialismo, cuyo gobierno revolucionario impulsó la justicia económica y social, al tiempo que aseguraba la independencia de Cuba de la hegemonía estadounidense. Los críticos lo califican de dictador cuya administración supervisó los abusos de los derechos humanos, el éxodo de muchos cubanos y el empobrecimiento de la economía del país. Castro fue condecorado con varios premios internacionales e influyó significativamente en diferentes personas y grupos de todo el mundo.