Como se manifiestan los espiritus

cómo identificar el espíritu de la brujería por el dr.

ResumenLa posesión de espíritus es un fenómeno común en todo el mundo en el que un agente no corpóreo se involucra con un huésped humano. Esto se manifiesta en una serie de enfermedades o en el desplazamiento de la agencia y la identidad del huésped. A raíz de la experiencia con este fenómeno en Egipto, este artículo establece conexiones entre la posesión de espíritus y los conceptos de persona e intencionalidad. Emplea estos conceptos para articular la posesión de espíritus, al tiempo que desarrolla la postura intencional formulada por Daniel Dennett. Defiende una comprensión de la posesión de espíritus como la postura del espíritu: una estrategia intencional que tiene como objetivo predecir y explicar el comportamiento mediante la atribución a un agente (el espíritu) de creencias y deseos, pero que sólo se despliega una vez que los estados mentales y la actividad del sujeto (la persona) fallan distinciones normativas específicas. Aplicada a comportamientos que generalmente se consideran señales de trastorno mental, la postura del espíritu preserva una forma peculiar de intencionalidad cuando el comportamiento se explicaría de otro modo como consecuencia de un mecanismo físico que no funciona. Siglos antes de que las disciplinas modernas del psicoanálisis y la psicopatología fenomenológica se esforzaran por devolver el sentido a la «locura», la institución social de la posesión de espíritus había preservado la intencionalidad del comportamiento socialmente desviado.

cómo actúan los demonios

«Esa época del año que puedes contemplar en mí, Cuando las hojas amarillas, o ninguna, o pocas, cuelgan, Sobre esas ramas que tiemblan contra el frío, Coros arruinados desnudos, donde tarde los dulces pájaros cantaron.» -William Shakespeare, Soneto 73

William Shakespeare reconoció que la llegada del otoño era un momento adecuado para reflexionar sobre su propia mortalidad. Los estadounidenses no solemos compartir ese impulso. Cualquier conversación sobre la muerte nos parece morbosa y fuera de lugar. La mayoría de las veces. Pero entonces, a mitad de la temporada otoñal, nos topamos con una fiesta que (al menos tradicionalmente) se deleita con la oscuridad y la muerte: Halloween.

Los cristianos han debatido durante mucho tiempo, y seguirán haciéndolo, si deben participar en las diversas tradiciones que rodean a Halloween. Si Halloween fuera sólo un día para que los niños se disfrazaran de su princesa favorita o -para los padres más preocupados por el presupuesto- de fantasmas (¡hola, sábanas viejas!), es poco probable que los cristianos armaran mucho revuelo. Lo que molesta a los anti-Halloween no es la práctica actual, sino la historia que hay detrás de la fiesta.

6 formas de entrada de los demonios | proteja a su familia de estos

El don de discernimiento de espíritus es uno de los más necesarios en el Cuerpo de Cristo hoy en día. El mandato de Jesús de que seamos «prudentes como serpientes y sencillos como palomas» (Mateo 10:16) implica que debemos desarrollar un discernimiento sobrenatural, la capacidad de detectar la motivación y los espíritus que la motivan. El don de discernimiento de espíritus será cada vez más importante a medida que nos acerquemos al final de esta era porque el engaño será el sello de estos tiempos peligrosos.

El Apóstol Pablo escribió, «la manifestación del Espíritu se da a cada uno para beneficio de todos: porque a uno se le da la palabra de sabiduría por medio del Espíritu, a otro la palabra de conocimiento por medio del mismo Espíritu . . a otro la profecía, a otro el discernimiento de espíritus».  1 Corintios 12:7-10, RVR

El don espiritual de discernimiento de espíritus tiene la habilidad de ayudar a la iglesia, liberar a la gente, proteger la integridad de lo que Dios está haciendo, y ayudarnos a vencer en la guerra espiritual. El discernimiento de espíritus opera un poco como un contador Geiger que mide la radiación; es un sistema de detección espiritual que mide las realidades espirituales no aparentes a los sentidos naturales. Es la capacidad o habilitación dada por Dios para reconocer la fuente de los espíritus-ya sea que provengan del Espíritu Santo, espíritus angélicos, espíritus demoníacos o espíritus humanos individuales-que están detrás de diferentes manifestaciones o actividades. No es un discernimiento natural. Muchas personas son por naturaleza muy perceptivas o discernidoras, pero eso no es lo mismo que el don espiritual de discernimiento de espíritus.

cómo ser liberado de los demonios (remasterizado)- derek prince

Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Demonología cristiana» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR

La demonología cristiana es el estudio de los demonios desde un punto de vista cristiano. Se basa principalmente en la Biblia (Antiguo y Nuevo Testamento), la interpretación de estas escrituras, los escritos de los filósofos del cristianismo primitivo, los ermitaños y las tradiciones y leyendas asociadas incorporadas de otras creencias.

En algunas tradiciones cristianas, las deidades de otras religiones se interpretan como demonios[1]. La evolución del Diablo en el cristianismo es un ejemplo de los primeros rituales e imágenes que muestran las cualidades malignas, según las iglesias cristianas.

Desde el cristianismo primitivo, la demonología ha pasado de ser una simple aceptación de la existencia de los demonios a un complejo estudio que ha crecido a partir de las ideas originales tomadas de la demonología judía y de las escrituras cristianas. La demonología cristiana se estudia en profundidad dentro de la Iglesia Católica Romana,[2] aunque muchas otras iglesias cristianas afirman y discuten la existencia de los demonios[3][4].