Touriño garantiza 800 nuevos kilómetros de vías de alta capacidad para 2012, de los que más de 400 serán libres de peaje

El presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, garantizó hoy que Galicia contará, en 2012, con 800 nuevos kilómetros de vías de alta capacidad, de los que más de 400 formarán parte de autovías libres de peaje, por lo que se multiplicarán por cuatro los existentes en la actualidad.

Durante la inauguración del tramo Santiago-A Ramallosa de la autovía AG-59, que comunicará Santiago con la localidad pontevedresa de A Estrada, el líder del Ejecutivo gallego aseguró también que, al término de la presente legislatura, se duplicará la red de alta capacidad de Galicia, con 205 kilómetros adicionales de los que 133 serán libres de peaje, mediante una inversión en infraestructuras de 2.875 millones de euros –un 40% más que en la anterior–.

A modo de ejemplo, recordó que en 2005 –momento del cambio de gobierno–, Galicia contaba con 27 kilómetros de autovías libres de peaje, que contrapuso con los 133 de 2008 y los 404 comprometidos para 2012. En cuanto a la inversión, apuntó que, este año, la licitación de obra pública asciende a 750 millones de euros, con el fin de generar actividad y mantener los empleos para responder ante la crisis. Además, confió en que, al final de año, la licitación ascienda hasta los 1.000 millones de euros para infraestructuras de la red viaria y del ámbito de la Consellería de

Política Territorial, lo que significa un 10 por ciento más y una cifra récord, sin precedentes.

Tenemos la voluntad de hacer un esfuerzo sin precedentes, proclamó Touriño, quien defendió que se está haciendo realidad el lema del departamento que dirige María José Caride Onde vivimos, importa. En este país importa cómo construimos, resaltó, e incidió en que la política de su gobierno no riega Galicia de asfalto, sino que construye vías con el fin de articular socialmente la comunidad y de vertebrarla internamente y hacia el exterior.

Así, tras asegurar que la actual Xunta sabe hacer las cosas bien, insistió en que no incurrirá en el despilfarro en infraestructuras improductivas.

En este sentido, consideró que se pasó página en Galicia, que ahora cuenta con infraestructuras al servicio del paisaje y del entorno, y afirmó sentirse orgulloso de esta nueva forma de articular la autonomía.

Trasformamos el país día a día y cambiamos sustancialmente el territorio, insistió el máximo mandatario gallego, quien posteriormente se refirió a la AG-59 como ejemplo y paradigma de integración del territorio y el paisaje en una infraestructura de calidad también en términos de seguridad vial.

MINIMIZAR LA HERIDA EN EL TERRITORIO

Por su parte, la conselleira de Política Territorial, María José Caride, resaltó que hoy es un buen día para Santiago y su área, que desde hoy –la autovía entra en servicio a las 17.00 horas– contará con una alternativa a la carretera comarcal Santiago-A Estrada, que soporta un flujo de tráfico de hasta 24.000 vehículos diarios, con una nueva autovía que permite ganar en seguridad y tiempo.

Aunque admitió ser consciente de que todas las infraestructuras causan una herida en el territorio, aseguró que ésta se trató de minimizar en la construcción de la actual autovía; puesto que cuenta con elementos de humanización como pistas polideportivas, un parque infantil, una zona de ocio y otra de aparcamiento sobre un falso túnel en Castres (Os Verxeles).

Además, refirió que el tramo que hoy se abre, que requirió una financiación de 65 millones de euros, cuenta con un tronco principal de seis kilómetros de longitud, compuesto por cuatro carriles –dos por calzada– y siete ramales de enlace que suman ocho kilómetros. El enlace de

Cacheiras, de 1,4 kilómetros, también tiene características de autovía; y en el tramo final de la AP-53 se construyó un carril adicional por sentido, de modo que el acceso a la vía Santiago-Dozón será gratuito para los que se incorporen desde la AG-59.

De momento, aseguró que la continuación de la autovía hasta A Estrada se encuentra en proceso de estudio informativo y de impacto ambiental, y destacó que, al igual que el tramo inaugurado hoy, contará con todos los elementos de seguridad, incluyendo las medidas más novedosas para motoristas, como la implantación de la doble bionda.

MOVILIDAD MEJORADA

En cuanto a las infraestructuras viarias en el área de Santiago, Caride aludió al tramo abierto en febrero entre la capital gallega y Brión, cuya continuación hasta Martelo se encuentra actualmente en obras. Además, confió en que las obras en su prolongación hasta Noia comiencen antes de que termine el año.

De este modo, enlazó su discurso a respecto de la calidad de las nuevas vías con el del presidente de la Xunta y consideró que estas infraestructuras son una realidad palpable y que servirán para incentivar una movilidad mejorada.

AMPLIACIÓN DE LA AP-9

Los alcaldes de Santiago y Teo, por donde pasa el actual tramo, también estuvieron presentes en el acto de inauguración y centraron sus intervenciones en la satisfacción por la apertura de nuevas vías de comunicación y de acceso a la capital de Galicia que solucionarán los problemas de tráfico de la comarca.

Además, coincidieron en destacar la sensibilidad y el esfuerzo de Política Territorial por humanizar la infraestructura y encajarla en el territorio, evitando una afectación excesiva.

Escribe un comentario