Ayuno de 16 horas para adelgazar

Beneficios del ayuno intermitente

El ayuno intermitente, también conocido como restricción energética intermitente, es un término general que engloba varios programas de horarios de comidas que alternan el ayuno voluntario (o la reducción de la ingesta de calorías) y el no ayuno durante un periodo determinado[1][2][3]. Los métodos de ayuno intermitente incluyen el ayuno de días alternos,[4] el ayuno periódico y la alimentación diaria con restricción de tiempo[1][5].

El ayuno intermitente puede tener efectos similares a una dieta de restricción calórica,[2] y se ha estudiado en el siglo XXI como una práctica para posiblemente reducir el riesgo de enfermedades relacionadas con la dieta, como el síndrome metabólico[1][2][6][7][8].

La Asociación Americana del Corazón declaró en 2017 que el ayuno intermitente puede producir pérdida de peso, reducir la resistencia a la insulina y disminuir el riesgo de enfermedades cardiometabólicas, aunque se desconoce su sostenibilidad a largo plazo[2].

Los efectos adversos del ayuno intermitente no se han estudiado de forma exhaustiva, lo que ha llevado a algunos académicos a señalar su riesgo como una moda dietética[9] El Instituto Nacional sobre el Envejecimiento de Estados Unidos declaró en 2018 que no hay pruebas suficientes para recomendar el ayuno intermitente, y anima a hablar con el proveedor de atención médica sobre los beneficios y los riesgos antes de realizar cualquier cambio significativo en el patrón de alimentación[10].

Ayuno intermitente para mujeres

Magnates de Silicon Valley, celebridades y personas influyentes en las redes sociales prescriben por igual la dieta 16:8, una forma de ayuno intermitente también conocida como la dieta de las 8 horas. Sus defensores afirman que la restricción de los horarios de las comidas -se come durante una ventana de 8 horas cada día y se ayuna el resto del tiempo- ayuda a todo, desde la pérdida de peso hasta la reducción del riesgo de enfermedades crónicas. El problema de este popular método es que no se toman las decisiones en función del grado de saciedad o de hambre que se siente, sino en función de una ventana de tiempo restringida, una configuración que puede ser contraproducente a largo plazo si no se tiene cuidado. Esto es lo que debe saber sobre el ayuno 16:8 antes de empezar a saltarse las comidas.

  Recetas de comida facil y rapida

Dietista registrada con una licenciatura en Artes de la Universidad de Northwestern y una Maestría en Ciencias en Nutrición Clínica de la Universidad de Nueva York, Jaclyn “Jackie” London manejó todo el contenido relacionado con la nutrición de Good Housekeeping, las pruebas y la evaluación desde 2014 hasta 2019.

Este contenido es creado y mantenido por un tercero, e importado a esta página para ayudar a los usuarios a proporcionar sus direcciones de correo electrónico. Puede encontrar más información sobre este contenido y otros similares en piano.io

Ayuno intermitente para dummies

El plan 16:8 -también llamado dieta de las 8 horas- es una forma de ayuno más fácil y consistente que evita los días de fuerte restricción calórica que se encuentran en otros planes de ayuno intermitente populares como la dieta 5:2 o la dieta rápida de 800 calorías.

  Ana y mia consejos si eres nueva

Una famosa fan del plan de ayuno intermitente 16:8 es el icono de Hollywood Jennifer Aniston. En una entrevista con el Radio Times, Jennifer reveló que es una gran fan del ayuno intermitente en general, pero específicamente de este plan. “Hago ayuno intermitente, así que no hay comida por la mañana”. Dijo: “He notado una gran diferencia al estar sin comida sólida durante 16 horas”.

La dieta 16:8 es un tipo de ayuno intermitente en el que se divide cada día en dos partes: un tramo de 16 horas y un periodo de 8 horas. Durante 16 horas diarias, sólo se consume agua, café, té y otras bebidas no azucaradas. Luego, durante las otras ocho horas del día, puedes comer todas tus comidas y tentempiés.

La dieta 16:8 tiene su origen en el libro 8 Hour Diet (La dieta de las 8 horas), del autor David Zinczenko y del redactor jefe de Men’s Health Peter Moore, quienes sugirieron que un mayor tiempo de ayuno entre las comidas da al cuerpo el tiempo que necesita para procesar los alimentos y quemar la grasa sobrante.

Ayuno intermitente 16:8

El ayuno intermitente es un plan de alimentación que alterna entre el ayuno y la comida en un horario regular. Las investigaciones demuestran que el ayuno intermitente es una forma de controlar el peso y prevenir -o incluso revertir- algunas formas de enfermedad. Pero, ¿cómo se hace? ¿Y es seguro?

Con el ayuno intermitente, sólo se come durante un tiempo determinado. Ayunar durante un número determinado de horas al día o comer sólo una comida un par de días a la semana, puede ayudar a su cuerpo a quemar grasa. Y las pruebas científicas apuntan también a algunos beneficios para la salud.

  Dietas efectivas en poco tiempo

El doctor Mark Mattson, neurocientífico de Johns Hopkins, ha estudiado el ayuno intermitente durante 25 años. Dice que nuestros cuerpos han evolucionado para poder pasar sin comer durante muchas horas, o incluso varios días o más. En la prehistoria, antes de que los humanos aprendieran a cultivar, eran cazadores y recolectores que evolucionaron para sobrevivir -y prosperar- durante largos períodos sin comer. Tenían que hacerlo: La caza y la recolección de frutos secos y bayas requerían mucho tiempo y energía.

Incluso hace 50 años, era más fácil mantener un peso saludable. La dietista de Johns Hopkins Christie Williams, M.S., R.D.N., lo explica: “No había ordenadores y los programas de televisión se apagaban a las 11 de la noche; la gente dejaba de comer porque se iba a la cama. Las raciones eran mucho más pequeñas. Más gente trabajaba y jugaba al aire libre y, en general, hacía más ejercicio”.