Dios pone a cada uno en su lugar

Dios nos pone en lugares por una razón verso bíblico

La Biblia describe a Dios como el único Dios y el creador de todas las cosas (Deuteronomio 6:4). Adoramos a Jesús porque Él es el primero -por encima de toda regla y autoridad- y sólo Él es digno del puesto número 1 en nuestras vidas.

“El reino de los cielos es semejante a un tesoro escondido en un campo, que un hombre encontró y cubrió. Luego, en su alegría, va y vende todo lo que tiene y compra ese campo. “Asimismo, el reino de los cielos es semejante a un mercader en busca de perlas finas, que, al encontrar una perla de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró”.

“Y le dijo: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el gran y primer mandamiento.  Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.  De estos dos mandamientos dependen toda la Ley y los Profetas”.

Un hogar es el lugar donde vivimos, pero también está destinado a ser un lugar donde Dios mora con nosotros. En este mensaje, Dan Lian analiza cómo nuestras casas son bendecidas como lugares de adoración, conexión y acogida. Disc…

Dios nos pone en los lugares por una razón

Es habitual oír a un cristiano decir: “Pongo a Dios en primer lugar” o aconsejar a otros que “se aseguren de que Dios tiene el primer lugar en su vida”. Estas expresiones se utilizan con tanta frecuencia que corren el riesgo de convertirse en un cliché cristiano. Pero no hay nada trillado en la idea de poner a Dios en primer lugar; de hecho, es completamente bíblica.

  Meteorito que se acerca a la tierra

Todos tenemos prioridades. Organizamos nuestros horarios, presupuestos y relaciones de acuerdo con la importancia percibida. Poner a Dios en primer lugar significa que le damos la máxima prioridad sobre todo lo demás. Él es la figura principal en nuestras vidas y el centro de todo lo que hacemos y pensamos. Cuando elegimos poner a Dios en primer lugar, determinamos que Él es más importante que cualquier otra persona, que su Palabra es más valiosa que cualquier otro mensaje y que su voluntad es más importante que cualquier otro imperativo.

Poner a Dios en primer lugar significa que guardamos el mayor mandamiento: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente” (Mateo 22:37). En otras palabras, estamos totalmente comprometidos con nuestra relación con Dios. Todo lo que tenemos y todo lo que somos está dedicado a Él. No retenemos nada.

Dios te ha puesto donde estás versículo bíblico

¿Qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo; como dijo Dios: “Haré mi morada en medio de ellos y andaré entre ellos, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

  94 grados fahrenheit a centigrados

Porque éste es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, declara el Señor: Pondré mis leyes en sus mentes, y las escribiré en sus corazones, y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

Haré con ellos un pacto de paz. Será un pacto eterno con ellos. Los asentaré en su tierra y los multiplicaré, y pondré mi santuario en medio de ellos para siempre. Mi morada estará con ellos, y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de esos días, declara el Señor: Pondré mi ley dentro de ellos, y la escribiré en sus corazones. Y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.

Canta y alégrate, hija de Sión, porque he aquí que vengo y habitaré en medio de ti, declara el Señor. Y muchas naciones se unirán al Señor en aquel día, y serán mi pueblo. Y habitaré en medio de ti, y sabrás que el Señor de los ejércitos me ha enviado a ti.

Cuando dios pone a alguien en tu corazón

Hay tantas cosas que reclaman nuestra atención y devoción: nuestros trabajos, nuestros hijos, nuestros cónyuges, nuestros pasatiempos, las exigencias y distracciones de la vida. Y tenemos que tener cuidado de no dejar que sean más importantes o más prioritarias que nuestra relación con Dios.

El primero de los Diez Mandamientos establece que no tendremos otros dioses delante de Él (véase Éxodo 20:3). Y Deuteronomio 5:8-9 dice: No te harás ídolo de ninguna clase, ni imagen de nada que esté en los cielos o en la tierra o en el mar.    No te inclinarás ante ellos ni los adorarás, porque yo, el Señor, tu Dios, soy un Dios celoso que no tolerará tu afecto por otros dioses (NLT).

  Como se comunican los murcielagos

Cualquier cosa puede convertirse en un dios para nosotros-cualquier cosa que adoremos o en la que pongamos una cantidad excesiva de tiempo. Incluso tus sentimientos pueden convertirse en un dios si permites que te controlen. Tenemos que preguntarnos: ¿Me estoy inclinando ante Dios y su Palabra o ante mis sentimientos?

Otro desafío que tenemos que enfrentar es vivir en un mundo lleno de humanismo y de gente que no quiere que Dios y Su verdad interfieran en sus vidas y rutinas. Parece que tenemos una epidemia de egoísmo en nuestro mundo hoy en día, y esto crea todo tipo de situaciones poco saludables.