Traslado de embajadas a jerusalén

Inauguración de la embajada de estados unidos en jerusalén

En Jerusalén, el 14 de mayo de 2018, tendrá lugar una ceremonia en la que se dedicará la Embajada de Estados Unidos en su nueva ubicación en Jerusalén, en el edificio del Consulado en el barrio de Arnona, reconvertido para este fin. La fecha de la ceremonia se ha hecho coincidir con el 70 aniversario de la declaración de independencia del Estado de Israel. Un pequeño personal diplomático, incluido el embajador David Friedman, trabajará en el edificio del Consulado, que se ha reconvertido temporalmente para servir de Embajada hasta la finalización de un nuevo edificio permanente. El hecho de que la mayor parte del trabajo de la Embajada siga realizándose en Tel-Aviv no disminuye el simbolismo ni la importancia de la inauguración de la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén.

Al día siguiente de la inauguración de la Embajada, el 15 de mayo de 2018, los palestinos conmemorarán los 70 años de la Nakba (“Catástrofe”) que les sobrevino en 1948, lo que irá acompañado de una manifestación a gran escala a lo largo de la frontera de la Franja de Gaza y de otras actividades de manifestación, algunas organizadas y otras presumiblemente espontáneas. Es probable que el momento del traslado de la embajada aumente las manifestaciones palestinas y la violencia en el “Día de la Nakba” y el día siguiente.

  Chicas desnudas para facebook

Embajada de estados unidos en jerusalén

La Ley de la Embajada de Jerusalén de 1995[1] es una ley pública de Estados Unidos aprobada por el 104º Congreso tras la Revolución Republicana el 23 de octubre de 1995. La propuesta de ley fue aprobada por el Senado (93-5),[2] y por la Cámara de Representantes (374-37).[3] La ley se convirtió en ley sin firma presidencial el 8 de noviembre de 1995.

La ley reconocía a Jerusalén como capital del Estado de Israel y pedía que siguiera siendo una ciudad indivisa. Su objetivo era reservar fondos para el traslado de la embajada de Estados Unidos en Israel desde su ubicación en Tel Aviv a Jerusalén, antes del 31 de mayo de 1999. Para ello, retuvo el 50% de los fondos asignados al Departamento de Estado específicamente para la “Adquisición y Mantenimiento de Edificios en el Extranjero”, asignados en el año fiscal 1999, hasta que la Embajada de Estados Unidos en Jerusalén hubiera abierto oficialmente[4].

El 23 de febrero de 2018, el presidente Trump anunció que la Embajada de los Estados Unidos en Israel reabriría en la sede de los servicios consulares de Arnona del entonces Consulado General de los Estados Unidos en Jerusalén. La Embajada de Estados Unidos se trasladó oficialmente a Jerusalén el 14 de mayo de 2018, coincidiendo con el 70º aniversario de la Declaración de Independencia de Israel[12][13].

Por qué trasladamos la embajada a jerusalén

Leiden Journal of International Law Contenido del artículo De qué hablamos cuando hablamos de Jerusalén: El deber de no reconocimiento y las perspectivas de paz tras el traslado de la embajada estadounidense a la Ciudad Santa

  Inicio conflicto israel palestina

Este es un artículo de acceso abierto, distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution (http://creativecommons.org/licenses/by/4.0/), que permite la reutilización, distribución y reproducción sin restricciones en cualquier medio, siempre que se cite adecuadamente la obra original.

Al menos desde los tiempos del presidente Carter, todos los presidentes de Estados Unidos (EEUU) han calificado la cuestión israelí-palestina como una de las principales prioridades de su política exterior. En gran medida, el grado de éxito de las administraciones estadounidenses en el ámbito de las relaciones internacionales se ha medido así refiriéndose a sus logros en Oriente Medio.

En este contexto, el presidente Trump inauguró su mandato con otro giro de 180 grados. Sin presentar un plan de paz global,Nota 4 el 6 de diciembre de 2017, anunció que Estados Unidos trasladaría su misión diplomática en el Estado de Israel de Tel Aviv a Jerusalén, aplicando una decisión del Congreso de 1995 para la que los anteriores presidentes estadounidenses habían ejercido constantemente su exención presidencial. Dentro de la comunidad internacional, la medida fue ampliamente vista como una desviación del consenso internacional bien establecido que tradicionalmente considera a Jerusalén como una cuestión de estatus final, que debe ser decidida a través de la negociación por las partes en el marco de las resoluciones aplicables de la ONU.

Embajada en jerusalén

Tras la guerra árabe-israelí de 1948, Jerusalén Occidental quedó bajo control israelí y Jerusalén Oriental -que incluye la Ciudad Vieja- pasó a estar bajo la autoridad jordana. La división de facto de la ciudad se formalizó en el Acuerdo de Armisticio del 3 de abril de 1949(1). El Primer Ministro David Ben-Gurion declaró, de forma reveladora, que “Jerusalén está dentro de los límites del Gobierno judío (a mi pesar, sin la Ciudad Vieja por el momento)”(2).

  Fotos del presidente de venezuela

El parlamento israelí, conocido en hebreo como la Knesset, ha aprobado numerosas leyes para anexionar partes del territorio ocupado -el Estado de jure de Palestina- que abarcan los asentamientos civiles y los colonos en Jerusalén Este y sus alrededores.

La Knesset israelí promulgó además una ley básica en 1980 titulada Jerusalén, capital de Israel, que afirmaba que “(1) Jerusalén, completa y unida, es la capital de Israel. (2) Jerusalén es la sede del Presidente del Estado, de la Knesset, del Gobierno y del Tribunal Supremo”(11) En respuesta, el Consejo de Seguridad emitió la Resolución 478 el 20 de agosto de 1980 que