Camarón de la isla josé monge

Peña y mausoleo de camarón de la isla, san fernando. cádiz

Hay un puñado de músicos cuya influencia cambió el sonido de su género. El cantaor flamenco Camarón de la Isla está en esa corta lista. Revitalizó una tradición centenaria y llevó al flamenco al siglo XX y más allá.

El cante flamenco es uno de los misterios musicales más profundos de la vida. Se escuchan rastros de África a través de los moros; también se oyen trozos de cante punjabí; hay culturas persas, árabes e incluso judías en el ADN del flamenco. Algunos dicen que es casi imposible entender los sutiles matices de la tradición vocal porque el cante flamenco es muy complejo. Incluso Paco de Lucía, el guitarrista flamenco más célebre de España, dice que es un hueso duro de roer. «Es la expresión más pura del flamenco, y por eso… es difícil de entender», dice. «Fuera de España, el cante flamenco es el menos valorado porque es muy complejo y difícil de entender».

Camarón de la Isla no sólo lo entendió, sino que lo vivió. Su familia era gitana. Nació como José Monge Cruz, y su apodo reflejaba su pequeño tamaño y su inusual piel clara: Camarón de la Isla – «pequeño camarón blanco de la isla».

Camarón de la isla josé monge en línea

«En misa no se habla». Lo dijo un patriarca gitano para calmar el bullicio entre las butacas de aquel concierto que Camarón de la Isla dio en el Colegio San Juan Evangelista (el ‘Johnny’) el 25 de enero de 1992. Y así fue: Camarón y Tomatito se fueron, se hizo el silencio. Esa fue su última actuación: Seis meses después Camarón murió a causa de un cáncer de pulmón y se convirtió en una leyenda. El tiempo no ha hecho más que acrecentarlo y su arte sigue sonando, gitanos y payos, casi tres décadas después de su partida.

Se ha escrito mucho sobre José Monge Cruz. Están los libros de Francisco Peregil (‘El dolor de un mito’) y Alfonso Rodríguez (‘La Chispa de Camarón’, el único autorizado por la familia), entre otros. Ahora llega ‘La leyenda del genio’, una biografía ilustrada de Sete González que pretende aportar una capa más al monumento.

Ahora que Rosalía proclama que se hizo flamenca por él, parece imposible hablar de él sin reverencia. Pero lo del «mito» nunca fue con él. Recordó a Ricardo Pachón, productor de ‘La leyenda del tiempo’ (1979) y de otros muchos discos cruciales, con motivo del 35 aniversario de la publicación de aquel álbum del que apenas se vendieron ejemplares porque lo devolvieron a las tiendas: «Nunca creí que un Él fuera el más humilde. La mitificación del pueblo gitano le hizo mucho daño. Los gitanos de las 3.000 casas llegaron con los niños pequeños a tocarlos. Eso le superaba. Y prefirió ser ciego para asumirlo. «

Camarón de la isla josé monge del momento

Considerado uno de los mejores cantaores de todos los tiempos, destacó por sus colaboraciones con Paco de Lucía y Tomatito, y los tres tuvieron una gran importancia en el renacimiento del flamenco en la segunda mitad del siglo XX.

Nació en San Fernando, Cádiz, en el seno de una familia gitana, siendo el segundo de ocho hijos. Su madre era Juana Cruz Castro, tejedora de cestas, La Canastera, cuyo don del cante fue una fuerte influencia temprana. Su padre, Juan Luis Monje, era también cantaor y herrero, y tenía una fragua donde Camarón trabajaba de niño. Su tío José le apodó Camarón, porque era rubio y de piel clara. Cuando su padre murió de asma, siendo aún muy joven, la familia pasó por dificultades económicas.

A los ocho años empezó a cantar en fondas y paradas de autobús con Rancapino para ganar dinero. A los dieciséis, ganó el primer premio en el Festival del Cante Jondo de Mairena de Alcor. Camarón se fue entonces a Madrid con Miguel de los Reyes y en 1968 se convirtió en artista residente en el Tablao Torres Bermejas, donde permaneció durante doce años.

Camarón de la isla josé monge online

José Monje Cruz (5 de diciembre de 1950 – 2 de julio de 1992), más conocido por su nombre artístico Camarón de la Isla, fue un cantaor flamenco español de etnia gitana. Considerado uno de los mejores cantaores de todos los tiempos, destacó por sus colaboraciones con Paco de Lucía y Tomatito, y los tres tuvieron una gran importancia en el renacimiento del flamenco en la segunda mitad del siglo XX[1].

Nació en San Fernando, Cádiz, España, en el seno de una familia gitana española, siendo el séptimo de ocho hijos. Su madre era Juana Cruz Castro, una «canastera», es decir, una familia de gitanos errantes, y cuyo don de cantar fue una fuerte influencia temprana.

Su padre, Juan Luis Monje, también era cantante y herrero, y tenía una fragua en la que Camarón trabajaba de niño[2] Su tío José le apodó Camarón porque era rubio y de piel clara.

Cuando su padre murió de asma, siendo aún muy joven, la familia pasó por dificultades económicas. A los ocho años empezó a cantar en fondas y paradas de autobús con Rancapino para ganar dinero. A los dieciséis años, ganó el primer premio en el Festival del Cante Jondo de Mairena de Alcor[2]. Camarón se fue entonces a Madrid con Miguel de los Reyes y en 1968 se convirtió en artista residente en el Tablao Torres Bermejas, donde permaneció durante doce años[1].