Infarto por negligencia médica, ¿qué tengo que hacer?

A víctimas de negligencias médicas les suele costar dar el paso para denunciar su situación. Con ayuda de abogados especializados pueden sacar el valor que necesitan para llevar adelante esta denuncia y luchar para que nunca más le ocurra a otra persona.

Aunque ganar un caso de denuncia por negligencia médica puede otorgar a las víctimas una indemnización económica, pero el objetivo de estas denuncias no es el económico, sino el hecho de evitar que otras personas pasen por la pesadilla que los denunciantes están pasando.

Ser víctima de una negligencia médica es algo que nunca se piensa que vaya a ocurrir. Y es que ponemos en manso de los médicos y especialistas nuestras vidas, confiando en que van a seguir el protocolo, dar el tratamiento adecuado y prestar la atención que como pacientes necesitamos.

Así, aquellos que terminan pasando por esta situación tan horrible, ven como se destruye su confianza en el personal médico, además de los graves resultados que una negligencia médica infarto puede traer.

  Por qué acudir a un psicólogo ante un problema de adicciones

Contenidos

Qué tipo de negligencias pueden causar un infarto

Aunque se entiende que un médico no es alguien perfecto y que puede cometer errores, algunos de ellos pueden causar graves consecuencias en los pacientes, por lo que los profesionales de la salud deben atender a los protocolos exigidos y seguir todas las normas expuestas para evitar casos de negligencia con terribles consecuencias como causar un infarto al paciente.

¿Qué puede llevar a estos casos y que el paciente sufra de un infarto debido a una mala praxis?

Seguimiento inadecuado

Hay pacientes cuyo historial indica que están predispuestos a sufrir este tipo de problemas de salud, ya que cumplen con algunos de los factores de riesgo como hábitos poco saludables, por ejemplo fumar, tensión alta, obesidad o casos existentes en la familia.

  Colchón viscoelástico, di sí a un descanso saludable

Que un especialista pase por alto estos detalles y no lleve un seguimiento adecuado del paciente o le ofrezca un tratamiento adaptado, puede llevar a la persona sufra un infarto.

La ambulancia llega tarde

Uno de los casos en los que se puede apelar a la negligencia es cuando el infarto ocurre mientras el paciente está en su vida cotidiana, y al llamar a la asistencia esta sobrepasa el tiempo que está indicado para llegar al lugar donde se encuentra el enfermo.

Demora en la intervención

En este caso, es posible que un paciente que necesite una intervención de urgencia, se quede por error en la lista de cirugías ordinarias, o que la operación se retrase debido a largas listas de esperas.

Fallo de diagnóstico

En ocasiones los médicos y especialistas pueden llegar a cometer un fallo de diagnóstico y en lugar de dictaminar un infarto creer que están ante otro tipo de cuadro médico.

A veces las pruebas para llegar a la conclusión correcta no son suficientes y pueden dar falsos negativos o que el médico los interprete de manera errónea causando la negligencia.

  Ejercicio y socializar, dos beneficios del ciclismo de carretera

Qué hacer ante un caso de negligencia médica

Ser víctima de una negligencia médica es muy grave y es necesario ser valientes para poder llegar hasta el fondo de la situación y pedir responsabilidades para que nadie más tenga que pasar por una situación como esta.

Tener la ayuda de un abogado negligencia médica en Madrid es la clave para encontrar apoyo, asesoramiento legal y representación con el objetivo claro de intentar que una negligencia médica no se vuelva a repetir.

Leave a Reply